El retorno de un crack

Por

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Diego Forlán decidió terminar su periplo por Europa, en una carrera que lo llevó a vestir las camisetas de Manchester United, Villarreal, Atlético Madrid e Inter de Milán, dejando huella profunda en los dos clubes españoles. Con el “Submarino Amarillo” llegó a la semifinal de la Champions 2005-2006 y con los colchoneros se consagró campeón de la Europa League.

A Inglaterra partió desde Independiente de Avellaneda, donde triunfó de manera cabal. Mientras transcurría su carrera en el primer nivel europeo, Forlán se transformaba en una pieza insustituible en la selección uruguaya. La Celeste recobró el prestigio extraviado, con el cuarto lugar en Sudáfrica 2010 y la Copa América del año pasado. A muchos nos quedaba la impresión que Cachavacha en la selección elevaba exponencialmente su rendimiento. Más de alguien dijo por ahí que era el mejor jugador del mundo a nivel de combinados nacionales.

Su rendimiento lo avalaba. Pero a esta altura de su carrera, este delantero que generaba discusiones de café cuando se buscaba definir si era zurdo o derecho, por su facilidad para usar las dos piernas en todas las facetas del juego, prefiere comenzar a disfrutar del juego. Y lo hace acercándose a su casa, a Montevideo.

La semana pasada fichó en Internacional de Porto Alegre, uno de los clubes más grandes del continente. Los objetivos son claros: ganar el Brasileirao y volver a levantar la Copa Libertadores. Na prueba más de la fortaleza del fútbol brasileño, capaz de fichar a un jugador que estaba para seguir en cualquiera de las ligas grandes de Europa, más allá de que en Inter de Milán no rindiera.

En los “colorados” tendrá compañeros de primer nivel, con los argentinos Andrés D’Alessandro y Jesús Dátolo y Pablo Guiñazú, más los locales Leandro Damiao, Renán, Kleber y Dagoberto. Una plantilla generosa, que puede permitir al notable atacante oriental concluir su ruta en el más alto nivel. Seguro que luego vendrá el regreso a Uruguay, donde a esta altura, por sus campañas, debe estar por sobre el bien y el mal.