Libertadores: La diferencia es trascendente

Por

Foto de artículo Ampliar AP Foto

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Universidad de Chile recibe a Boca Juniors con una tarea que a primera vista asoma titánica. Superar al cuadro de Julio César Falcioni para avanzar a la final de la Copa Libertadores. Un 2-0 le permitirá llegar a los lanzamientos penales, aunque la realidad nos indica que si los xeneizes anotan un tanto la historia se habrá resuelto.

La superioridad de Boca en el duelo de ida fue evidente en el desarrollo del juego y pudo ser más expresiva en el marcador. Juan Román Riquelme controló el ritmo del partido, sumando además al notable trajín de Walter Ervitti en el costado izquierdo, mientras en el ataque Santiago Silva y Pablo Mouche pusieron de cabeza al fondo universitario.

Boca sabe a lo que juega, posee una identidad, una manera de enfrentar a los rivales, sobre todo en la arena internacional, que genera garantías. Ante la U impuso los términos del partido, evitó que la escuadra de Jorge Sampaoli corriera y planteara el ritmo frenético que la llevó hasta esta instancia.

El Estadio Nacional estará repleto en una noche fría e invernal. La temperatura será elevada en el campo, donde los azules irán por una hazaña. Porque dar vuelta esta llave supone un esfuerzo supremo, mayúsculo. La lógica indica que Boca, si hace un partido correcto y no altera su propuesta, debiera salir airoso, listo para ir por su séptima Copa Libertadores.

Universidad de Chile muestra un ciclo extraordinario con Sampaoli. Es el bicampeón local y el monarca de la Copa Sudamericana. Sin embargo, dejó ir a figuras clave, como Eduardo Vargas y Gustavo Canales, sin poder reemplazarlas. Le alcanzó en un momento, pero en la hora decisiva sintió la carencia de plantel y las distancias entre titulares y suplentes se notaron. En una semana infernal, donde también dirime su suerte en el torneo de Apertura, pone todas sus cartas sobre la mesa.

El problema es que al frente tiene a Boca, acaso el peor rival para medirse en un mano a mano.