Libertadores: tres consagrados y una ilusión

Por

Foto de artículo Ampliar AP Foto

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Mientras el mundo futbolero pone su mirada en Wembley para la final de la Champions League, que protagonizarán Barcelona y Manchester United, Sudamérica comienza a vivir la etapa decisiva de su fiesta mayor a nivel de clubes: la Copa Libertadores.

Un torneo que arrancó en 1960, tradicional y apasionante, que se transforma en verdadera obsesión para muchos de sus participantes. Esta semana comenzamos a vivir la ronda de semifinales con los duelos de ida. Peñarol – Vélez Sarsfield y Cerro Porteño – Santos. Uruguayos, argentinos y brasileños ya dieron la vuelta olímpica, pero los azulgrana de Asunción aún no cumplen ese sueño, que por momentos se convierte en pesadilla al recordar que su archirrival, Olimpia lo ganó en tres oportunidades.

El gran momento de Vélez lo transforma en favorito ante Peñarol, que propone su historia y la fe de un plantel que fue creciendo y se llevó la clasificación casi de manera épica desde San Carlos de Apoquindo. Los del Fortín muestran un cuadro bien equilibrado, con Ricardo Gareca en la banca y una línea de ataque que mete miedo. El uruguayo Santiago Silva más Juan Manuel Martínez, Maxi Moralez y David Ramírez generan un poder de fuego que pocos conjuntos pueden exhibir.

Peñarol se aferra a una historia enorme, con triunfos que rozan la leyenda y la ambición de un grupo de jugadores que buscar terminar con una sequía que data de 1987, cuando su entrenador actual, Diego Aguirre, otorgó a los carboneros su última Copa Libertadores. En el Estadio Nacional de Santiago, un zurdazo cruzado amargó al América de Cali en el minuto 120. En Montevideo sostienen de que la camiseta aurinegra es capaz de todo.

La realidad indica que el partido de ida será vital, porque marcará el trámite del cotejo de revancha a disputarse en Liniers.

Santos arranca con mayores opciones que Cerro. En la fase de grupos lo derrotó en su cancha de La Olla y el peso de sus individualidades es un activo demasiado relevante. Neymar puede ganar un partido solo. Y no es exageración. Además, lo secundan Elano, Paulo Ganso y Danilo, tres jugadores de enorme categoría, además del zaguero internacional Edu Dracena.

Cerro representa el deseo de que busca algo grande, que por largo tiempo se le negó. El técnico Leonardo Astrada lo sabe. Con el meta Diego Barreto, Pedro Benítez en el fondo, más la pegada de jonathan Fabbro y el potencia de Roberto Nanni va por una final que se le niega.

Las cartas están echadas. El trompo tiene dos cuerdas. ¿Quién las toma?