Libertadores: ventajas mínimas

Por

Foto de artículo Ampliar AP Foto

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Se fueron los dos primeros partidos de semifinales de la Copa Libertadores y los anfitriones sacaron una diferencia pequeña, pero relevante. Santos y Peñarol se impusieron 1-0 a Cerro Porteño y Vélez Sarsfield sin sufrir goles en contra. Un dato demasiado relevante si consideramos que los tantos como visitante suelen determinar las clasificaciones.

Santos pudo golear a Cerro Porteño, pero la notable actuación de Diego Barreto evitó la catástrofe en la portería del Ciclón. Danilo y Neymar fueron un problema insoluble para el fondo cerrista, que sacó la tarea y llega con vida al duelo de revancha. El solitario gol de Edu Dracena otorga a Santos la opción de la igualdad en Paraguay, aunque lo más relevante es que si el cuadro que lanzara a la gloria a Pelé anota obligará a los guaraníes a un esfuerzo mayor.

La jugada del epílogo, con el pique postrero de Neymar por la izquierda, que encontró el remate de Ze Eduardo y la notable atajada de Barreto pudo sentenciar las ilusiones del conjunto de Leonardo Astrada. Lo que viene es una historia con libreto abierto. Cerro se ha hecho fuerte en casa a partir de la pegada de Jonathan Fabbro, la potencia de Roberto Nanni y cuenta con la juventud de Juan Manuel Iturbe, un sub 20 que desde el banco puede generar más que un problema al fondo santista.

Quizás el problema de Cerro Porteño radique en su ansiedad. Ganar la Copa Libertadores es una cuenta pendiente, que de tanto recordarse suele hacer daño. Lograr que los futbolistas utilicen este argumento como una motivación extra y no como una mochila de 50 toneladas es el desafío de un cuerpo técnico, que en esta Copa recobra importancia. Cerro está en semifinales cuando perfectamente pudo quedar eliminado en la fase de grupos, donde incluso perdió con Santos en La Olla.

¿Cuenta ese antecedente? Para las estadísticas, apenas. Lo que sucederá esta vez ofrece ribetes distintos, con un Cerro que deberá ir en busca del arco rival, pero sin descuidar su rancho. Un gol visitante sería su ruina.

La otra llave asoma con los mismos condimentos. Peñarol pudo derrotar a Vélez en el Centenario, donde a partir de los duelos de ida y vuelta se ha hecho fuerte. Darío Rodríguez, símbolo de este cuadro mirasol, superó la resistencia del golero Marcelo Barovero y permitió el festejo de una multitud. No en vano Peñaol es el cuadro que más gente llevó a lo largo de esta Copa Libertadores.

Hubo polémica, por el tanto anulado a Juan Manuel Martínez, que ponía el partido uno a uno. Cambiaba todo para la revancha, que sorprende al cuadro de Diego Aguirre con la primera opción. Ganar o empatar le sirve. Si cae 1-0 va a penales, si pierde por un tanto, pero anota goles avanza. Vélez está obligado a ganar por dos de diferencia, algo complicado cuando al frente está un conjunto uruguayo, sobre todo si se trata de Peñarol o Nacional.

Lo claro es que el duelo de revancha ofrece pasión. La cancha de Liniers estará llena, con una marea que seguro llegará desde Montevideo. Vélez opondrá su fondo futbolístico, acaso al más fuerte de esta edición de la Libertadores. El conjunto de Ricardo Gareca sabe a lo que juega, va al frente, propone ida y vuelta sin pausa y dispone de atacantes desequilibrantes. Santiago Silva merodea el área y lo más probable es que en Buenos Aires tenga una vez más la compañía de Maxi Moralez, contracturado para el cotejo en Montevideo. El 10 velezano es un arma letal, que puede romper la férrea resistencia que seguro ofrecerá Peñarol.

Una cosa es clara. Sudamérica hervirá.