Los peruanos en el fútbol brasileño

Por

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

La presentación demorará unas horas más pese a la expectativa que hay en todo Sao Paulo -no solo de los periodistas deportivos e hinchas del Corinthians pues hasta los simpatizantes del más encarnizado rival en la ciudad, Palmeira, preguntan por el peruano que viene a complicarles la vida- y también en el Perú, donde a la distancia se sigue con simpatía la carrera del jugador de mejor rendimiento en la selección en los últimos tiempos, del goleador de la última Copa América, de Paolo Guerrero.

El Depredador firmó por tres temporadas por cinco millones de euros. Guerrero, salido de las canteras de Alianza Lima, pero que nunca llegó a debutar oficialmente por el club victoriano, estuvo en Bayern Munich y luego recaló en el Hamburgo. En el club Dinosauario anotó 51 goles en 183 partidos.

Cabe recordar que Paolo no será el primer futbolista peruano en jugar por un equipo del pentacampeón mundial. En 1997, por ejemplo, el Chorrillano, Roberto Palacios, disputó la final de la Copa Intercontinental con Cruzeiro ante el Borussia Dortmund de Alemania. Pero al que le fue mejor en Brasil fue sin duda al ‘Jet’ Alberto Gallardo. El goleador de Sporting Cristal destacó con Palmeiras en 1966 y 1967 y obtuvo dos títulos del campeonato paulista, además de la Copa Brasil y el torneo Roberto Gomes Pedrosa. Y en 1974 Ramón Mifflin jugó en de volante de Santos al lado de Edson Arantes do Nascimento, Pelé. No son los únicos pero sí, tal vez, los más destacados.

Pasaron 22 años para que otro compatriota sea contratado en el país de la samba: Percy Olivares (Fluminense, 1996), y al año siguiente se sumó Roberto Palacios (1997), quien firmó por Cruzeiro y formó parte del equipo azul junto al golero Dida, y los delanteros Bebeto y Donizete.

En el 2000, Abel Lobatón y ‘Kukín’ Flores llegaron al Atlético Paranaense, con poca fortuna, pero nada comparado a la experiencia de Jorge Soto en Flamengo, quien ese mismo año no jugó un solo partido oficial con la camiseta rojinegra.

El 2001 Marko Ciurlizza fichó por Botafogo y su paso también fue desapercibido, lo mismo que Flavio Maestri en el Vitória (2003-2004). Un caso curioso fue el de Martín Hidalgo, quien luce en su palmarés el título del Mundial de Clubes 2006 con el Inter de Porto Alegre, pero no fue tomado en cuenta en la nómina para la final en el triunfo 1-0 ante Barcelona. Hidalgo estuvo hasta el 2007 en el club interista, y luego fue contratado por el Gremio hasta el 2008.

Luis “Cachito” Ramírez llegó a Corinthians el 2011, compartió vestuarios con Roberto Carlos y Ronaldo, fue campeón del torneo brasileño y disfrutó del título de la Copa Libertadores 2012 sin haber sido tomado en cuenta en los partidos decisivos.