Roberto Palacios se despidió de la rojiblanca

Por

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Corría el minuto 9 del primer tiempo en el amistoso de Perú ante Nigeria, el último ensayo antes de enfrentar a Colombia el 3 de junio en el Estadio Nacional, y el técnico Sergio Markarián decidió que ya era suficiente: sacó de la cancha a Roberto Palacios o simplemente el “Chorri”. La gente que se dio cita en el Estadio Nacional se puso de pie y ovacionó al 10 de la selección que desde la década de los noventas, fue emblema de entrega, talento y amor por la camiseta rojiblanca.

Roberto Palacios comenzó bien su última noche vistiendo la camiseta blanquirroja como jugador. Antes de comenzar el duelo frente a Nigeria, recibió un presente de manos del capitán de la selección Claudio Pizarro: una pequeña réplica suya vistiendo la camiseta de la selección dentro de una urna de vidrio y todos los jugadores, incluidos los suplentes y los que no iban a jugar como Juan Manuel Vargas, Rinaldo Cruzado, André Carrillo o Raúl Fernández, lo aplaudieron.

Vistiendo por última vez la 10 que siempre lo distinguió, Palacios hizo algunos toques en primera con Pizarro, buscó asociarse con Yotún, tratando de recordar en poco tiempo, que la chompa de Perú siempre le quedó muy bien.

Finalmente llegó el momento de decir adiós. Se anunció el cambio y Luis Ramírez sobre los diez minutos de juego, ingresó por él. Palacios se quitó la rojiblanca y dejó ver, como hace 12 años, aquel emotivo 29 de marzo del 2000 ante Paraguay, la camiseta que le puso frase al sentimiento nacional: el polo rojo con la inscripción de "Te amo Perú".

Esta vez no celebró ningún gol ni el rollizo José Luis Chilavert mordió se indigestó mordiendo su bronca. Pero igual la gente se puso de pie y lo ovacionó. Absolutamente merecido. El tributo pertinente para quien empapó de coraje la camiseta de todos.

"Esto ha sido muy emocionante. Voy a extrañar mucho esta camiseta y el cariño del público en la tribuna. Ojalá que estos nuevos jugadores, sigan dándolo todo por la selección. Espero que ellos logren lo que yo no pude: jugar un Mundial" sostuvo el 'Chorri' con los ojos vidriosos, con la voz entrecortada.

Al salir del campo, Sergio Markarián lo abrazó por un rato largo y en ese momento, es seguro, sintió los brazos también de todo un país.