Táchira obligado a aprender de su caída

Por

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Barcelona de Guayaquil le endosó un soberbio correctivo al Deportivo Táchira en la vuelta de la primera ronda de la Copa Sudamericana. Sin importarle demasiado haber jugado más de medio partido con uno menos, los canarios aplastaron 5-1 a los venezolanos (0-0 en la ida) dejando al aurinegro sin concierto internacional en las primeras de cambio.

Tácticamente, línea por línea, los andinos fueron superados por el actual campeón ecuatoriano. No hubo momento alguno en el que la visita fuera capaz de revertir lo que al final reflejó el marcador. Fue una noche de esas en las que nada sale bien y que, a tenor de lo visto, vale la pena olvidar pronto.

¿Qué puede sacar de bueno Manolo Contreras de todo esto? Que para bien o para mal, pudo darle rodaje al once tipo que podrá exhibir en el torneo local. Es cierto que en esta, su segunda presentación a nivel competitivo, distaron de ser una maquinaria, pero con paciencia es posible que repunten y peleen donde, por historia, deberían estar.

Luego, el gris desempeño mostrado por un conjunto que aún está en pretemporada, revela nuevamente el mal de los elencos venezolanos en este torneo. El formato de competición en Venezuela (y otros países de la Conmebol) no está hecho para torneos así. La competición internacional arranca cuando la liga ni siquiera ha iniciado y los representantes nacionales, casi siempre, acuden en plena etapa de conformación. Por ejemplo, Barcelona se coronó campeón de su país y, a pesar de estar en la quinta fecha del torneo, su equipo jamás perdió rodaje. Es decir, llegaron al duelo con Táchira con 5 partidos a cuestas y después de haberse coronado semanas atrás. Todo esto, sin tomar en cuenta las diferencias abismales que existen entre una estructura y otra.

Pero dejando de lado el revés puntual, a Táchira no le quedará otra que reponerse muy rápido de este durísimo revés y enfocarse en una reconstrucción total. Su prioridad nunca debió ser trascender en una competición internacional a la cual clasificaron con mucho sacrificio (y una buena cuota de azar). La mente debe estar puesta en progresar y comenzar a librar una dura batalla en el torneo Apertura, que comienza el próximo día 12 en San Cristóbal, contra Llaneros.

?