Venezuela: tablas en la ida de la final

Por

Foto de artículo Ampliar AP Foto

La LIGA BBVA en DIRECTV

Cobertura de la Liga BBVA por DIRECTV Sports, DIRECTV Sports HD y ESPN:
Hasta 10 partidos en vivo por semana, más de 370 partidos en la temporada
Hasta 5 partidos exclusivos por semana, más de 185 partidos en la temporada
Hasta 8 partidos en HD por semana, más de 290 partidos en la temporada
Los partidos de la Supercopa y la Copa del Rey

Zamora y Anzoátegui igualaron a un tanto en el luchado partido de ida de la final del fútbol venezolano. Rolando Escobar (foto) abrió la cuenta para el bando visitante, con un remate al arco que le dobló las manos al meta Álvaro Forero, mientras que Darío Figueroa generó un penal que él mismo convirtió en el último suspiro del batallado cotejo.

Fue un duelo igualado, con un Anzoátegui que no se escondió y con un Zamora que buscó el gol por las vías convencionales, pero que jamás lo encontró. Mucho desgaste por cada una de las bandas y en el que los más experimentados, esos que saben que los detalles son los que sirven para ganar las finales, fueron los que marcaron diferencias.

El panameño Escobar, campeón con Táchira en 2008 y Caracas en 2009, fue uno de los más desequilibrantes en Anzoátegui. Generó espacios y siempre asumió el liderazgo en un sector que fue bastante exigido por el bando rival, aunque encontraron la manera de aprovechar los espacios que le dejaron. Además del disparo en el área que puso el primer tanto, ese que les acercaba un poco a su primera estrella, tendrá el compromiso de asumir más galones en el choque de vuelta.

El cuadro aurirrojo no se escondió ante un rival que, envalentonado por un estadio lleno, se fue a buscar la ventaja. Noel Sanvicente se encomendó entonces a uno de sus lugartenientes más experimentados: Darío Figueroa. El argentino, quien compartiera con Escobar en el Caracas cuartofinalista de la Libertadores en 2009, le cambió la cara al encuentro, generando un penalti claro en el último minuto del partido y, con frialdad, anotando el penal que dejó las cifras claras.

Tanto Escobar con un remate que no parecía revestir tanto peligro, como Figueroa con la acción que derivó en el penal, fueron las piezas que definieron un compromiso que fue parejo por donde se le viera.

Es cierto que con el 1-1 en Barinas, pareciera que el Anzoátegui regresa a Puerto la Cruz con cierta ventaja. Pero también lo es que tendrá que lidiar con las bajas por sanción de Evelio Hernández y Javier López, dos de las referencias de su esquema. El duelo de vuelta no será sencillo para ellos.

Zamora pudo salvar lo que hubiese significado una dolorosa derrota. Abrir el marcador en Puerto la Cruz debe ser, en lo sucesivo, un valor cardinal. El choque fue un rompecabezas táctico para Noel Sanvicente, quien pasó los 90 minutos intentando encontrarle vías de salida a los suyos. Habían advertido una final compleja, pero no tanto.

El partido estuvo signado, además, por los constantes forcejeos entre ambos planteles. Los roces que se vivieron al final del compromiso le darán otro matiz a un choque de vuelta entre dos “modestos” que se jugarán hasta la última opción de conseguir su primera estrella.

Foto cortesía prensa DANZ